5 de marzo de 2014

Rueda de la Vida


La Rueda de la Vida es  una de las herramientas más poderosas que podemos utilizar para lograr una mayor consciencia y una  base de partida para confeccionar un buen plan de acción a nuestra medida.

En ella reflejaremos qué aspectos de nuestra vida pueden ser mejorados. Es especialmente eficaz para momentos de desequilibrio, cuando creemos que nuestra vida no se desarrolla con la plenitud que querríamos. Siempre redactaremos estos aspectos de forma afirmativa (me siento bien).

Esta sería una posible clasificación que cada persona puede cambiar, disminuir o ampliar para adaptarlo a las necesidades que considere más importantes en su vida: 

-Me siento bien emocionalmente.
-Me siento satisfecho en el ámbito profesional.
-Me acepto físicamente.
-Tengo un buen nivel económico.



Si te fijas en el gráfico, las ocho seciones representan el equilibrio. Tomando el centro de la Rueda como valor cero (0) y el círculo como valor 10, se marca con una raya o curva el nivel que otorgamos a nuestra  satisfacción en ese área. El nuevo perímetro que resulta de unir esas valoraciones marcará el estado de nuestra "Rueda  de la Vida” y a partir de las sesiones de coaching veremos que se experimenta un cambio acercándonos al valor 10 de forma maravillosa.


Raquel  C.
Equipo de Educacoach







25 de febrero de 2014

Nuestra vida, un sueño hecho a medida

Si somos capaces de guiar nuestros pensamientos conseguiremos, no sólo sentirnos bien, sino también hacer que, en consecuencia, nuestra vida sea tal y como deseamos, tal y como diseñamos...
Parece una tarea difícil ya que solemos centrarnos en ver sólo lo negativo que ocurre a nuestro alrededor. Digamos que desde pequeños se nos enseña a estar alerta y precavidos ante situaciones adversas pero, ¿por qué no apreciar en la misma medida todo lo positivo que nos ofrece cada día, cada jornada laboral, cada beso de nuestros hijos, cada sonrisa de nuestros compañeros....?

Herramientas de coaching


Por supuesto, si no estamos habituados a valorar todo cuanto es positivo deberemos hacer un esfuerzo por "entrenar" a nuestro cerebro en esta tarea que, sin duda, merecerá la pena.
Un buen ejercicio sería programar mentalmente nuestro día a primera hora de la mañana para que trascurra tal y como queremos. Repasaremos mentalmente todas las tareas que nos esperan, visualizaremos incluso la sonrisa que podemos regalar a ese compañero malhumorado que normalmente nos hace sentir mal, ¿por qué meternos en su dinámica de negatividad pudiendo regalarle nuestra mejor sonrisa?.

Diseñar nuestro "día ideal" incluirá todas aquellas actividades que nos hacen sentir bien, cosas que queremos que sucedan, momentos que nos hacen ilusión, cosas que no nos gustan y, quizás viéndolas con otra mirada, podrían cambiar para nosotros... Registrar estos datos durante un período de una semana (que podemos dividir en mañana, mediodía, tarde y noche) hará que nos vayamos acercando sin apenas esfuerzo a nuestro DÍA IDEAL. ¡Atrévete a intentarlo!


Raquel C.
Equipo de Educacoach